In-co-rectus
En nuestra sociedad convulsa, globalizada y políticamente correcta se ha sustituido el concepto de conocimiento por el de información. Tenemos acceso a muchos datos pero la profundidad de los mismos nos vale madre. Es más, hemos perdido la capacidad para articular saberes en el marco de un referente histórico que nos permita establecer causas y consecuencias de las cosas y nos conformamos con el dato útil e inmediato. Pongamos el caso: Un profesor puede hablar sobre la corriente de pensamiento del funcionalismo a principios de Siglo XX pero es incapaz de articular este pensamiento con los movimientos artísticos y culturales…
Querido Diario: es el segundo día que la extraña calamidad que me aqueja me postra en esta inmovilidad extraña todavía para mí. El dolor es intenso y agudo y las limitaciones para poder asearme, bajar las escaleras y acceder a un poco de pan, vestirme lo más simple y holgadamente posible, se me hacen cada día más parecidas a un suplicio. Es curioso, Diario, pero uno encuentra que las elementales acciones de tu vida cotidiana son proezas de la locomoción cuando tienes que enfrentarte a una parálisis obligada, a una pérdida de las capacidades de tus extremidades o a un…
Uno puede ver un periódico de esos de crónica roja y encontrarse con noticias sublimes como: “Hermanos caníbales guardaban la cabeza de un niño de 3 años” o de toque más enternecedor como: “Dueña de casa asesinó a puñaladas a su inquilino”. De hecho, los titulares de la portada de tal medio son un ejemplo de entereza moral e imparcialidad periodística como esta joyita: “Punateño celoso casi mata a su mujer: 70 veces apuñalada y sobrevive”. Veamos: ¿Qué es relevante en esta información? ¿Qué la doña haya sobrevivido a 70 puñaladas? ¿Qué alguien le haya propinado a su cónyuge el…
Todo empezó una mañana radiante de sol cuando una multitud enardecida se congregó en la Plaza Principal, abajito de mi nostálgico balcón, y la Guardia de Honor escoltó el ingreso a escena del fenómeno musical del momento: Ch’illa Jatun. El show organizado por las autoridades políticas del Departamento y un medio de comunicación bastante predispuesto a la pachanga, tenía como objetivo brindar un homenaje a dicha agrupación, que como todos sabemos, perdió el Festival de Viña del Mar. Sí, putos, ya sé todo eso de que nos robaron el veredicto, que la San Basilio se dejó convencer por la paloma…
Joven, por favor una pluma fuente, dije, y mientras trataba de averiguar su funcionamiento pasó Little Massiel, arrastrando su bolso, mientras insistía a la señorita de la librería que el color de la cartulina que le mostraba no tenía suficiente amarillo. A ese punto la señorita seguro que ya había sacado media tonelada de cartulinas para complacer a la insatisfecha Massiel, porque la cara que tenía la asemejaba a los corpulentos monumentos de la Isla de Pascua y si no fuera porque en su uniforme decía su nombre uno la hubiera confundido con Jack the Ripper. Inmune a todo intento…
El coleccionista es una persona que invierte tiempo, dinero y energía en acaparar para sí objetos que le son particularmente atractivos. Mientras más numerosa sea la cantidad de estos objetos acumulados, el coleccionista se siente más feliz que cura en harem de califa. El problema del coleccionista es que nunca queda satisfecho con su colección y siempre irá moviendo mar y tierra para encontrar algún raro ejemplar que todavía no posea, y por eso el coleccionista siempre tiene algo de obsesivo. Aunque el coleccionismo es una afición que puede seducir a todos, la verdad es que hay en todo coleccionista…
Gracias a la amistad entrañable de Ramón Rocha Monroy, primo hermano de Marilyn Monroy, acabo de devorar un suculento libro llamado El vientre de los filósofos de Michel Onfray y me quedé como comensal agradecido, satisfecho y feliz. Coincidirán conmigo en que muy pocas veces uno se puede dar a la tarea de indagar en las costumbres alimenticias y el papel que la gastronomía cumple en el pensamiento de los grandes filósofos de la historia. Primero porque muy pocos le dedican su preocupación a una actividad tan cotidiana y segundo porque la academia, la filosofía y los pensadores de lo…
Con la resaca en la barba y en la mirada, Tom Doniphon ingresó en el salón donde se celebraba la convención que elegiría al próximo Gobernador del Oeste y lo hizo con aire de pocas pulgas. Con el rostro marcado por el tiempo, la soledad y el desamor, Tom Doniphon ingresó en el salón tirando de las puertas con su impaciencia y hastío, su incólume paso de cowboy de medianoche y su mirada cansada de haber visto el final de los tiempos. Con el cigarro en la boca encendido con la fricción del fósforo en la pared, Tom Doniphon ingresó…
“La Liga Nacional de Vampiros quiere perpetuar la idea de que los vampiros somos como ustedes los humanos y supongo que en las pequeñas cosas lo somos: somos narcisitas, sólo nos interesa conseguir lo que queremos sin importar su costo, igual que ustedes… Calentamiento global, continuas guerras, desperdicios tóxicos, trabajo infantil, tortura, genocidio… eso es un pequeño precio a pagar por sus tarjetas de crédito, sus televisores de pantalla plana, sus diamantes de sangre, sus jeans de diseñador, sus llamativas y absurdas Mcmansiones, fútiles símbolos de permanencia para calmar sus temblorosas y faltas de carácter almas. Pero no, al final,…
Me enteré por la columna de Gabriel Chávez en Página Siete, que la Asociación Británica para el Avance de la Ciencia habría desarrollado un laboratorio de la risa impulsando el estudio más serio sobre el tema realizado hasta la fecha. Chávez, lamentaba que el humor –tan ponderado en otras latitudes- no formara parte de nuestra cultura y menos del ejercicio periodístico salvo contadas y oscuras excepciones (gratus habemus). Que la mayoría de nuestros columnistas, críticos, analistas y personas allegadas tengan un sentido del humor similar al de un adobe, no es cosa nueva. Lo que preocupa en estos tiempos es…
Página 1 de 2
2014  In-co-rectus